Evitar las obstrucciones de vuestras cañerías y conoced las causas de por qué se tapan

Una obstrucción de una cañería es un problema muy frecuente que os pasa en cualquier parte de vuestro domicilio, si os ya ha pasado que habéis tenido una obstrucción y no habéis sabido cómo destapar la cañería y habéis gastado dinero en fontaneros, o por el contrario, todavía no os ha pasado nada pero queréis conocer y saber qué hacer en estos casos, seguid leyendo este post de fontaneros Aranjuez baratos, que os diremos cómo prevenir obstrucciones y como destapar cañerías en caso de que ya las tengáis encima.

Atascos en los drenajes

Habitualmente el atasco se produce en el sifón del retrete, de la tina, de la ducha de plato, del lavamanos y el lavaplatos, cabe destacar que la función del sifón es para atrapar los malos olores que pueden originarse en las tuberías exteriores de vuestras casas, además de evitar que bacterias y gérmenes, además de pequeños insectos suban hasta vuestras viviendas. Lo que tenéis que hacer es bajar el sifón, quitar los posibles residuos sólidos que tenga, lavadlo muy bien, preferiblemente con agua caliente y vinagre, observad que no queden residuos dentro del mismo y volvedlo a montar.

Atascos en las cañerías

Si habéis comprobado que la obstrucción está plenamente en un tramo de alguna cañería, es un asunto más complejo, se complica aún más si no se sabe qué tramo de la cañería es el afectado, pero no os preocupéis, os vamos a dar varias recomendaciones para que no tengáis que llamar al fontanero.

Si observáis que el agua va bajando poco a poco, pero lo hace por la cañería, quiere decir que posiblemente se trate de un atasco ligero, es decir, que se deba a una pequeña obstrucción por residuos de alimentos, un trozo de jabón en pasta, o simplemente grasa acumulada, pelos, restos de papel no biodegradable, entre otros.

Primeramente, lo que tenéis que hacer es echar agua hirviendo por el drenaje, si vuestras tuberías son relativamente nuevas, podréis echar el agua sin temor a nada, esos sí, vertedla con cuidado y no vayáis a quemaros.

Ahora bien, si el agua hirviendo no sirvió, secad toda el agua que esté estancada y esperad a que lentamente se vaya otra parte del agua por las cañerías, acto seguido, echad ácido carbónico, comúnmente conocido como bicarbonato de sodio por el hueco del drenaje y volved a echarle agua caliente, esta vez en menor cantidad que la primera vez.

Ahora tenéis que dejar que la mezcla haga efecto, después de algunos minutos, verted otra vez el bicarbonato de sodio y esta vez echad vinagre, hará el efecto de efervescencia y no os asustéis si escucháis sonidos provenientes de las cañerías, es completamente normal que haga eso, después de que paren los sonidos o al cabo de 20 minutos, volved a echar agua hirviendo, comprobad abriendo la llave de vuestro lavaplatos, lavamanos o la llave del elemento de cañería afectado y comprobad que el atasco ha sido erradicado, si es así, lo habréis conseguido.

Si la obstrucción no ha retrocedido, seguid probando con estas recomendaciones:

Usad el destapa cañerías de hule

Solo tenéis que meter el destapa cañerías en la boca del drenaje y hacer movimientos de presión hacia dentro de la boca del drenaje, esto hará un efecto de vacío mediante la succión, lo que hará que los restos suban por la cañería y salgan por el drenaje

Cable destapador con mango incorporado

Es una cinta o un cable largo con un resorte con cepillo en un extremo y un mango para agarrarlo en el extremo siguiente, quitad la tapa de la boca del drenaje o bajad el sifón, tendréis que meter el cable por el extremo del resorte con el cepillo por la cañería, solo tenéis que darle vueltas al mango hasta que la presión ejercida acabe por eliminar la obstrucción.

Recomendaciones para evitar que las cañerías de vuestra casa se tapen

Prohibido echar cualquier tipo de aceite graso por las cañerías

Los aceites no se mezclan con el agua, por lo que si seguís echando aceite por los drenajes, acabaréis obstruyendo vuestras cañerías ya que con el tiempo se adhieren a las paredes de las mismas, atrapando objetos sólidos. Lo mejor que podéis hacer es echar el aceite en envases plásticos y llevarlos a los centros de reciclajes más cercanos.

Echad agua hirviendo

Tened el hábito de echar agua hirviendo a las cañerías al menos una vez a la semana, así, la grasa no se pegará y al mismo tiempo los malos olores no regresarán jamás.

Asead de manera habitual las tapas y rejillas del baño.

Removed toda la suciedad de las rejillas y tapas del baño como los pelos y el jabón en pasta, si hacéis esto, de seguro que no sufriréis problema alguno.

No arrojéis papeles al inodoro

El papel higiénico es el único papel que se degrada al contacto con el agua, otros, como las toallitas húmedas no son biodegradables, por más comerciales que veáis que si lo digan, estudios han revelado que los grandes atascos en las cañerías de las ciudades son producidos por las toallitas húmedas que se tiran por el inodoro. Así que, podéis colocar un bote para la basura del baño y os vais a ahorrar un problema de extrema gravedad.

Prohibido que arrojéis líquidos que no sean exclusivamente agua

Nunca debéis arrojar por los drenajes sustancias como removedores de pintura, mucho menos gasolina, ni queroseno, así como tampoco pintura, mucho menos arrojéis comida, es mejor envasar los líquidos y tirar los sólidos al bote de desperdicios.

Poned mallas metálicas en todos los drenajes

Estas mallas van a impedir que los restos de comida, pelos y demás sustancias sólidas pasen por los drenajes a las cañerías, además os va a ayudar a botarlos fácilmente al bote de basura.

 

 

Botad primero los restos de comida de los platos antes de colocarlos en el lavaplatos

Botad todo residuo sólido de los utensilios de cocina antes de lavarlos, así no tendréis residuos de alimentos en los drenajes. Si tenéis un atasco y nada de los remedios caseros os ha funcionado, os recomendamos que contactéis a un fontanero experto, ellos os solucionarán el problema de una forma rápida y efectiva.