Instalaciones de fontanería

Es común que los atascos y averías en las tuberías del hogar tomen a las personas de sorpresa, ya que estas suelen suceder de forma inoportuna e impredecibles, por lo cual, siempre debemos de estar preparados con conocimientos y herramientas básicas para solucionar las pequeñas y sencillas fallas que se puedan presentar en las instalaciones de fontanería del hogar, por ende, los fontaneros Aranjuez 24 horas en los siguientes párrafos vamos a describir algunas de los fáciles procedimientos que podemos realizar para solventar los problemas que se presenten.

 

Antes de comenzar, es relevante y necesario conocer que son las instalaciones de fontanería de un hogar, estas no son más que la estructura y sistema que se encarga del suministro, distribución y abastecimiento del agua en la vivienda. El agua que ingresa a las instalaciones de fontanería de la casa proviene de una red de suministro de agua municipal la cual está conectada con una represa, estanque, rio o pozo de donde se extrae el agua para el uso doméstico. La red de fontanería del hogar está conformada por todos los elementos que la integran y que se encargan del trasporte o drenaje de este líquido, es decir, las tuberías, los desagües, grifos, cañerías, arquetas, fregaderos, lavabos, inodoros, bote sifónico, etc.

 

Las instalaciones de Fontanería se ocupan del abastecimiento y suministro de agua potable en cualquier edificación en la que convivan personas. En ciudades y civilizaciones desarrolladas, los edificios están conectados a la red de abastecimiento urbano para proveer de agua a la vivienda. Así, las redes de abastecimiento urbano obtienen el agua de presas, ríos, manantiales o pozos que posteriormente requiere un proceso de depuración. El agua se distribuye a través de una red ramificada de tuberías para llegar a cada edificio. Cualquier problema que se presenten en estos elementos interrumpirán el suministro o drenaje del agua en la vivienda, por ello, a continuación, les comentaremos algunos de los problemas más comunes y sus posibles soluciones:

 

El goteo de los grifos

 

Uno de los problemas que más incomoda a las personas es cuando los grifos no cierran del todo, es decir, no bloquean completamente la salida del agua y por ello comienza a observarse una mínima fuga de agua en forma de gotas. Esta falla se debe al deterioro y desgaste de las piezas que conforman el grifo, que con el pasar del tiempo pierde su calidad y funcionalidad. Para solventar estos problemas se debe primero cerrar la llave de paso que se encuentra en la parte inferior del lavabo o en las adyacencias del grifo en cuestión, para luego desmontar el grifo y revisarlo en busca de cuál es la pieza que está causando la falla para repararla. En algunos casos el problema en el grifo resulta irremediable por lo cual debe considerarse realizar el reemplazo del mismo.

 

Obstrucciones y atascos en las tuberías

 

A pesar de que los atascos en las tuberías son impredecibles y espontáneos, estos pueden ser prevenidos a través de una serie de medidas de higiene y uso adecuado de los puntos de desagüe del hogar, por ejemplo, evitar botar por los lavabos, fregaderos e inodoros toda clase de desechos sólidos, objetos y sustancias grasientas como los aceites, ya que si arrojamos esta clase de elementos por las tuberías es muy probable que las mismas se atasquen.

 

Existe una amplia variedad de procedimientos caseros y sencillos para tratar de desatascar una tubería, entre ellos, se puede mencionar el uso de agua caliente. Este método de desatasco es muy útil sobre todo en las obstrucciones del fregadero, ya que estas probablemente sean causadas por restos de alimentos compactados que pueden ser desintegrados con la utilización de este líquido natural a altas temperaturas.

 

Otro de los métodos caseros para resolver un atasco es utilizar un alambre o el desatascador para poder extraer toda clase de desperdicios que se encuentren interrumpiendo la permeabilidad de las tuberías. Cuando ninguna de estas técnicas surge efecto, no se debe cometer el error de realizar procedimientos poco recomendados y peligrosos que puedan poner en peligro las instalaciones de fontanería del hogar. Lo recomendable ante atascos de difícil resolución es contactar con una empresa de poceros de prestigio para que solventen el problema de manera profesional y responsable.

 

Cisternas que pierden agua

 

En estos casos se requiere llamar a una empresa de fontaneros profesionales ya que los técnicos que trabajan para dichas empresas están plenamente capacitados para resolver este tipo de problemas con la sustitución de flotadores, pulsadores, o realizando trabajos para bloquear y detener las fugas de agua que se presenten en algún sector del armazón de la cisterna. Cuando se presentan estos inconvenientes es necesario acudir a los fontaneros de inmediato, ya que la perdida de agua puede pasar de ser mínima a ser masiva si no se resuelve lo antes posible, por lo cual supondrá un problema ambiental y económico de mayor magnitud.

 

Cambiar el rociador dañado de la bañera

 

Esta es sin duda una de las tareas más sencillas de realizar ya que no supone ningún tipo de complejidad, solo debemos de cerrar el grifo de la bañera, proceder a retirar el rociador obsoleto y colocar en su sustitución uno nuevo y más eficiente.

 

Desatascar un bote sinfónico

 

Estos elementos se encuentran en el baño o en la cocina debido a que son lugares donde existen el mayor tránsito de drenaje, por lo cual estos elementos son instalados en el centro en el centro de la habitación y allí convergen todos los desagües de la mismas, con el fin de evitar el reflujo de malos olores desde las tuberías. Debido a la gran cantidad de agua residual y desechos que reciben estos elementos tienden a la obstrucción, para lo cual debemos de retirar la tapa metálica protectora que los cubre, y acceder hacia el interior del bote sifónico. Una vez abierto el bote sifónico se observarán todos los desechos y basuras que causan el atasco, por lo tanto, se procederá a limpiar esta pieza y de esta sencilla manera se soluciona el atasco en el bote sifónico.