Nuestro Blog

Instalaciones de fontanería

Es común que los atascos y averías en las tuberías del hogar tomen a las personas de sorpresa, ya que estas suelen suceder de forma inoportuna e impredecibles, por lo cual, siempre debemos de estar preparados con conocimientos y herramientas básicas para solucionar las pequeñas y sencillas fallas que se puedan presentar en las instalaciones de fontanería del hogar, por ende, los fontaneros Aranjuez 24 horas en los siguientes párrafos vamos a describir algunas de los fáciles procedimientos que podemos realizar para solventar los problemas que se presenten.

 

Antes de comenzar, es relevante y necesario conocer que son las instalaciones de fontanería de un hogar, estas no son más que la estructura y sistema que se encarga del suministro, distribución y abastecimiento del agua en la vivienda. El agua que ingresa a las instalaciones de fontanería de la casa proviene de una red de suministro de agua municipal la cual está conectada con una represa, estanque, rio o pozo de donde se extrae el agua para el uso doméstico. La red de fontanería del hogar está conformada por todos los elementos que la integran y que se encargan del trasporte o drenaje de este líquido, es decir, las tuberías, los desagües, grifos, cañerías, arquetas, fregaderos, lavabos, inodoros, bote sifónico, etc.

 

Las instalaciones de Fontanería se ocupan del abastecimiento y suministro de agua potable en cualquier edificación en la que convivan personas. En ciudades y civilizaciones desarrolladas, los edificios están conectados a la red de abastecimiento urbano para proveer de agua a la vivienda. Así, las redes de abastecimiento urbano obtienen el agua de presas, ríos, manantiales o pozos que posteriormente requiere un proceso de depuración. El agua se distribuye a través de una red ramificada de tuberías para llegar a cada edificio. Cualquier problema que se presenten en estos elementos interrumpirán el suministro o drenaje del agua en la vivienda, por ello, a continuación, les comentaremos algunos de los problemas más comunes y sus posibles soluciones:

 

El goteo de los grifos

 

Uno de los problemas que más incomoda a las personas es cuando los grifos no cierran del todo, es decir, no bloquean completamente la salida del agua y por ello comienza a observarse una mínima fuga de agua en forma de gotas. Esta falla se debe al deterioro y desgaste de las piezas que conforman el grifo, que con el pasar del tiempo pierde su calidad y funcionalidad. Para solventar estos problemas se debe primero cerrar la llave de paso que se encuentra en la parte inferior del lavabo o en las adyacencias del grifo en cuestión, para luego desmontar el grifo y revisarlo en busca de cuál es la pieza que está causando la falla para repararla. En algunos casos el problema en el grifo resulta irremediable por lo cual debe considerarse realizar el reemplazo del mismo.

 

Obstrucciones y atascos en las tuberías

 

A pesar de que los atascos en las tuberías son impredecibles y espontáneos, estos pueden ser prevenidos a través de una serie de medidas de higiene y uso adecuado de los puntos de desagüe del hogar, por ejemplo, evitar botar por los lavabos, fregaderos e inodoros toda clase de desechos sólidos, objetos y sustancias grasientas como los aceites, ya que si arrojamos esta clase de elementos por las tuberías es muy probable que las mismas se atasquen.

 

Existe una amplia variedad de procedimientos caseros y sencillos para tratar de desatascar una tubería, entre ellos, se puede mencionar el uso de agua caliente. Este método de desatasco es muy útil sobre todo en las obstrucciones del fregadero, ya que estas probablemente sean causadas por restos de alimentos compactados que pueden ser desintegrados con la utilización de este líquido natural a altas temperaturas.

 

Otro de los métodos caseros para resolver un atasco es utilizar un alambre o el desatascador para poder extraer toda clase de desperdicios que se encuentren interrumpiendo la permeabilidad de las tuberías. Cuando ninguna de estas técnicas surge efecto, no se debe cometer el error de realizar procedimientos poco recomendados y peligrosos que puedan poner en peligro las instalaciones de fontanería del hogar. Lo recomendable ante atascos de difícil resolución es contactar con una empresa de poceros de prestigio para que solventen el problema de manera profesional y responsable.

 

Cisternas que pierden agua

 

En estos casos se requiere llamar a una empresa de fontaneros profesionales ya que los técnicos que trabajan para dichas empresas están plenamente capacitados para resolver este tipo de problemas con la sustitución de flotadores, pulsadores, o realizando trabajos para bloquear y detener las fugas de agua que se presenten en algún sector del armazón de la cisterna. Cuando se presentan estos inconvenientes es necesario acudir a los fontaneros de inmediato, ya que la perdida de agua puede pasar de ser mínima a ser masiva si no se resuelve lo antes posible, por lo cual supondrá un problema ambiental y económico de mayor magnitud.

 

Cambiar el rociador dañado de la bañera

 

Esta es sin duda una de las tareas más sencillas de realizar ya que no supone ningún tipo de complejidad, solo debemos de cerrar el grifo de la bañera, proceder a retirar el rociador obsoleto y colocar en su sustitución uno nuevo y más eficiente.

 

Desatascar un bote sinfónico

 

Estos elementos se encuentran en el baño o en la cocina debido a que son lugares donde existen el mayor tránsito de drenaje, por lo cual estos elementos son instalados en el centro en el centro de la habitación y allí convergen todos los desagües de la mismas, con el fin de evitar el reflujo de malos olores desde las tuberías. Debido a la gran cantidad de agua residual y desechos que reciben estos elementos tienden a la obstrucción, para lo cual debemos de retirar la tapa metálica protectora que los cubre, y acceder hacia el interior del bote sifónico. Una vez abierto el bote sifónico se observarán todos los desechos y basuras que causan el atasco, por lo tanto, se procederá a limpiar esta pieza y de esta sencilla manera se soluciona el atasco en el bote sifónico.

 

 

Evitar las obstrucciones de vuestras cañerías y conoced las causas de por qué se tapan

Una obstrucción de una cañería es un problema muy frecuente que os pasa en cualquier parte de vuestro domicilio, si os ya ha pasado que habéis tenido una obstrucción y no habéis sabido cómo destapar la cañería y habéis gastado dinero en fontaneros, o por el contrario, todavía no os ha pasado nada pero queréis conocer y saber qué hacer en estos casos, seguid leyendo este post de fontaneros Aranjuez baratos, que os diremos cómo prevenir obstrucciones y como destapar cañerías en caso de que ya las tengáis encima.

Atascos en los drenajes

Habitualmente el atasco se produce en el sifón del retrete, de la tina, de la ducha de plato, del lavamanos y el lavaplatos, cabe destacar que la función del sifón es para atrapar los malos olores que pueden originarse en las tuberías exteriores de vuestras casas, además de evitar que bacterias y gérmenes, además de pequeños insectos suban hasta vuestras viviendas. Lo que tenéis que hacer es bajar el sifón, quitar los posibles residuos sólidos que tenga, lavadlo muy bien, preferiblemente con agua caliente y vinagre, observad que no queden residuos dentro del mismo y volvedlo a montar.

Atascos en las cañerías

Si habéis comprobado que la obstrucción está plenamente en un tramo de alguna cañería, es un asunto más complejo, se complica aún más si no se sabe qué tramo de la cañería es el afectado, pero no os preocupéis, os vamos a dar varias recomendaciones para que no tengáis que llamar al fontanero.

Si observáis que el agua va bajando poco a poco, pero lo hace por la cañería, quiere decir que posiblemente se trate de un atasco ligero, es decir, que se deba a una pequeña obstrucción por residuos de alimentos, un trozo de jabón en pasta, o simplemente grasa acumulada, pelos, restos de papel no biodegradable, entre otros.

Primeramente, lo que tenéis que hacer es echar agua hirviendo por el drenaje, si vuestras tuberías son relativamente nuevas, podréis echar el agua sin temor a nada, esos sí, vertedla con cuidado y no vayáis a quemaros.

Ahora bien, si el agua hirviendo no sirvió, secad toda el agua que esté estancada y esperad a que lentamente se vaya otra parte del agua por las cañerías, acto seguido, echad ácido carbónico, comúnmente conocido como bicarbonato de sodio por el hueco del drenaje y volved a echarle agua caliente, esta vez en menor cantidad que la primera vez.

Ahora tenéis que dejar que la mezcla haga efecto, después de algunos minutos, verted otra vez el bicarbonato de sodio y esta vez echad vinagre, hará el efecto de efervescencia y no os asustéis si escucháis sonidos provenientes de las cañerías, es completamente normal que haga eso, después de que paren los sonidos o al cabo de 20 minutos, volved a echar agua hirviendo, comprobad abriendo la llave de vuestro lavaplatos, lavamanos o la llave del elemento de cañería afectado y comprobad que el atasco ha sido erradicado, si es así, lo habréis conseguido.

Si la obstrucción no ha retrocedido, seguid probando con estas recomendaciones:

Usad el destapa cañerías de hule

Solo tenéis que meter el destapa cañerías en la boca del drenaje y hacer movimientos de presión hacia dentro de la boca del drenaje, esto hará un efecto de vacío mediante la succión, lo que hará que los restos suban por la cañería y salgan por el drenaje

Cable destapador con mango incorporado

Es una cinta o un cable largo con un resorte con cepillo en un extremo y un mango para agarrarlo en el extremo siguiente, quitad la tapa de la boca del drenaje o bajad el sifón, tendréis que meter el cable por el extremo del resorte con el cepillo por la cañería, solo tenéis que darle vueltas al mango hasta que la presión ejercida acabe por eliminar la obstrucción.

Recomendaciones para evitar que las cañerías de vuestra casa se tapen

Prohibido echar cualquier tipo de aceite graso por las cañerías

Los aceites no se mezclan con el agua, por lo que si seguís echando aceite por los drenajes, acabaréis obstruyendo vuestras cañerías ya que con el tiempo se adhieren a las paredes de las mismas, atrapando objetos sólidos. Lo mejor que podéis hacer es echar el aceite en envases plásticos y llevarlos a los centros de reciclajes más cercanos.

Echad agua hirviendo

Tened el hábito de echar agua hirviendo a las cañerías al menos una vez a la semana, así, la grasa no se pegará y al mismo tiempo los malos olores no regresarán jamás.

Asead de manera habitual las tapas y rejillas del baño.

Removed toda la suciedad de las rejillas y tapas del baño como los pelos y el jabón en pasta, si hacéis esto, de seguro que no sufriréis problema alguno.

No arrojéis papeles al inodoro

El papel higiénico es el único papel que se degrada al contacto con el agua, otros, como las toallitas húmedas no son biodegradables, por más comerciales que veáis que si lo digan, estudios han revelado que los grandes atascos en las cañerías de las ciudades son producidos por las toallitas húmedas que se tiran por el inodoro. Así que, podéis colocar un bote para la basura del baño y os vais a ahorrar un problema de extrema gravedad.

Prohibido que arrojéis líquidos que no sean exclusivamente agua

Nunca debéis arrojar por los drenajes sustancias como removedores de pintura, mucho menos gasolina, ni queroseno, así como tampoco pintura, mucho menos arrojéis comida, es mejor envasar los líquidos y tirar los sólidos al bote de desperdicios.

Poned mallas metálicas en todos los drenajes

Estas mallas van a impedir que los restos de comida, pelos y demás sustancias sólidas pasen por los drenajes a las cañerías, además os va a ayudar a botarlos fácilmente al bote de basura.

 

 

Botad primero los restos de comida de los platos antes de colocarlos en el lavaplatos

Botad todo residuo sólido de los utensilios de cocina antes de lavarlos, así no tendréis residuos de alimentos en los drenajes. Si tenéis un atasco y nada de los remedios caseros os ha funcionado, os recomendamos que contactéis a un fontanero experto, ellos os solucionarán el problema de una forma rápida y efectiva.

Aprende a cambiar un grifo

Si te acabas de mudar a una casa de segunda mano, una de las cosas que tienes que ir pensando es en hacer algunas reformas antes de instalarte en ella, especialmente en temas de fontanería Aranjuez. Y es que muchas veces las casas que ya cuentan con varios años cuentan con deterioros en el sistema de fontanería que a la larga puede ser un problema para el propietario nuevo que se verá obligado a realizar reformas.

De cualquier manera no será necesario recurrir a los servicios de un profesional para realizar todas ya que tú mismo puedes por ejemplo, cambiar un grifo aún no teniendo un nivel de conocimiento muy elevado en fontanería. Además sabiendo realizar este tipo de arreglos, pueden servirte en el caso de que algún día algún grifo deje de funcionar o gotee. Incluso si te cansas del diseño de los grifos y deseas dar un toque nuevo a tu cocina o a tu baño, podrás hacerlo sin ningún tipo de problemas. Por otra parte son muchos los hogares antiguos que tienen grifos dobles para el agua caliente y para el agua fría, por lo que pueden cambiarse también por un monomando, ya que solo habrá que levantarlo para que el agua circule. Además este sistema reduce notablemente el goteo, con lo cual la cantidad que se desperdicia de agua es mucho menor.

Cambiar el grifo

A continuación te vamos a explicar cómo puedes cambiar tu grifo de una manera sencilla. Para ello lo primero que hay que hacer es aflojar con ayuda de una llave inglesa, los latiguillos. Después retira la tuerca que se encarga de unir el grifo con el lavabo. Quita la goma del interior del grifo antiguo y sácala. Encaja a continuación la arandela de goma blanca en el grifo nuevo y coloca el tornillo en el hueco correcto para apretarlo con la ayuda de un destornillador.

El siguiente paso va a ser enroscar en el grifo los latiguillos con una llave inglesa y meterlos en el agujero del lavabo. Coloca las arandelas para hacer presión entre la parte de metal y la de cerámica. Después inserta debajo de las arandelas la tuerca para que el grifo se quede bien sujeto. Para acabar, une la toma de agua con los latiguillos con la llave inglesa. Ahora puedes abrir la llave de paso para comprobar que todo funciona perfectamente.